TODO TIENE QUE MARCHAR

Publicado por Elida Bentancor en

Todo lo que entra, tiene que salir. Todo lo que sube tiene que bajar. Todo lo quieto tiene que marchar. Esto es así porque nada es para siempre. Lo que sale es aquello que estaba acurrucado en algún lugar de tu mente, esperando a ser redimido y entonces cuando alguien consciente lo puede amar, se transforma ese gusano en una bella mariposa que se posa en las flores que nacieron del amor que sientes en todo…


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *