Detalles

Cuando te amas a ti mismo y confías en ti, amas la sabiduría que te creó y confías en ella, y, cuando no consigues amarte ni confiar en ti mismo, estás negando esa sabiduría infinita en favor de tu ego.

Es muy importante recordar que en todo momento de tu vida tienes la posibilidad de ser huésped de Dios o rehén de tu ego.

Fuente: Libro “El poder de la intención” por Wayne Dyer

Categoría:

Reflexiones

Comments

Dejar un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Se requieren los campos marcados *

*

No hay comentarios, se el primero en dejar uno.