Detalles

Tonto el que no entienda,
cuenta una leyenda
que una hembra gitana
conjuró a la luna
hasta el amanecer.
Llorando pedía
al llegar el día
desposar un calé.
“Tendrás a tu hombre,
piel morena,”
desde el cielo
habló la luna llena.
“Pero a cambio quiero
el hijo primero
que le engendres a él.
Que quien su hijo inmola
para no estar sola
poco le iba a querer.”

Luna quieres ser madre
y no encuentras querer
que te haga mujer.
Dime, luna de plata,
qué pretendes hacer
con un niño de piel.
Hijo de la luna.

De padre canela
nació un niño
blanco como el lomo
de un armiño,
con los ojos grises
en vez de aceituna —
niño albino de luna.
“¡maldita su estampa!
este hijo es de un payo
y yo no me lo callo.”

Luna quieres ser madre
y no encuentras querer
que te haga mujer.
Dime, luna de plata,
qué pretendes hacer
con un niño de piel.
Hijo de la luna.

Gitano al creerse deshonrado,
se fue a su mujer,
cuchillo en mano:
“¿de quién es el hijo?
me has engañado fijo.”
y de muerte la hirió.
Luego se hizo al monte
con el niño en brazos
y allí le abandonó.

Luna quieres ser madre
y no encuentras querer
que te haga mujer.
Dime, luna de plata,
qué pretendes hacer
con un niño de piel.
Hijo de la luna.

Y en las noches
que haya luna llena
será porque el niño
esté de buenas,
y si el niño llora
menguará la luna
para hacerle una cuna.
Y si el niño llora
menguará la luna
para hacerle una cuna.

Categoría:

Música

Comments

Dejar un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Se requieren los campos marcados *

*