Luciérnagas en la Noche

En  noches cálidas de verano compartíamos con mi abuela largas caminatas por el campo y veíamos lucesitas en el cielo.

Ella decía que eran  estrellas que venían a visitarnos y en mi inocencia escuchaba sus relatos hipnotizada por la magia y el misterio.

Cuando se posaban  en la rama   del sauce  corría para verlas de cerca y tomarlas entre mis manos para que me  iluminaran  los dedos.

¿Cuanta luz se necesita  para iluminar tantas noches sin  luciérnagas?

Cuanta luz viene  ahora con el recuerdo.

happy wheels 2 demo

Categoría:

Blog

Comments

Dejar un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Se requieren los campos marcados *

*

3 Comentarios