Vivimos en una cultura que sobrevalora más lo que logramos por lo que otros determinan como logros, que lo que nosotros queremos interiormente lograr. Todas las miradas están en el afuera. Como una jaula, el afuera nos determina cual ratones que giran en la rueda del tiempo sin parar para pensar, a veces paramos o sacudimos los barrotes de la jaula, pero volvemos a la vorágine de recuperar ese tiempo perdido, y corremos más rápido. Entonces todo es lo mismo y hasta los deseos más creativos se transforman en expectativas que oprimen y cercenan la libertad. El pensar con imágenes me hizo desarrollar la posibilidad de sobrevivir, crecer y evolucionar mi fuerza interior, ahora puedo elegir mi propio camino y dejar que la vida o el futuro me sorprenda, y ser feliz en la jaula, pero con mi visión interior puedo abrir o cerrar la puerta de la jaula y recorrer y elegir el camino. Ahora yo escojo y espero sorpresas de la vida…

happy wheels 2 demo

Comments

Dejar un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Se requieren los campos marcados *

*