A PUNTO DE DESISTIR

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone

Sentada en el banco de aquella vieja estación de trenes,

iba y venía casi sin esperanzas, las fuerzas la abandonaban y no quería seguir….

El anciano que apenas podía  con sus pies se  acercaba pidiendo  limosna.

Ella tenía un único  trozo de pastel que su madre le había  preparado, antes de salir por aquel trabajo y se lo ofrece.

Agradecido  el le regala un boleto que llevaba arrugado entre sus manos.

La lotería le dijo y se fue arrastrando el cansancio con los pies.

Pasaron los días como en cuenta gotas….

Que  enorme sorpresa, cuando le contaron de aquel boleto que le regalaron, llegó la alegría de la mano

del  Angel que espera regrese un día……

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone

Agregar Comentario

Correo Electrónico no será publicado