DESCUBRIENDO NUESTRA NATURALEZA DIVINA

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone

Cuando pensamos y sentimos conscientes atraemos  un cúmulo de sensaciones y experiencias que las vemos reflejadas en el mundo exterior. Cuando estamos conscientes elegimos los pensamientos, sentimientos y emociones acordes a un resultado que  que se manifiesta en el mundo exterior y que es el reflejo de nuestro propio mundo interno. Eso es desprogramarnos de la matrix y crear realidad propia.

Cuando estamos  dispuestos a recibir información, ella viene  sin necesidad de que hagamos nada al respecto. Es como si todos tuvieran un mensaje para darnos. Eso es estar a la misma frecuencia vibracional o fluir con el universo. Todo conspira a nuestro favor para que se manifieste un resultado.

Esto es bien fácil de comprobar. Cuando necesito una información y la pienso conscientemente, es decir,  focalizo mi atención en ello y  abro mi mente,  que es mi computadora personal, aparece la respuesta que buscaba y es así porque están dadas las condiciones para recibir esa  información. Hay una conexión consciente y fluye la información en el campo cuántico de las realizaciones personales.   Si existe una  persona conectada en forma consciente a la mente cósmica o conciencia universal,  existe un proceso creativo en la mente cósmica o computadora universal que afecta el resultado esperado en la conciencia individual.  Buscando la experiencia,  el resultado me encuentra de forma precisa. Hay como una sincronía en los acontecimientos que se van sucediendo sin necesidad de nuestra intervención, todo fluye cuando no somos un obstáculo al pensamiento creador. Cuando dejamos de obsesionarnos con los resultados, aparece el resultado de la forma menos pensada  pero de manera perfecta.

Esto sucede con todo a nuestro alrededor, por eso hay  que darle espacio a lo que se está gestando, todo tiene su tiempo y lugar. Todo llega cuando tiene que llegar. Hay que vaciarse de expectativas y permitir el libre flujo de información al universo . En ese lugar vacío opera la  creatividad o sustancia pensante.

Poder experimentar esta fuerza  de la creación en nosotros  es magia para algunos   y tecnología de la más avanzada para otros, pero por sobre todas las cosas es real, tangible y maravillosa. Es crear con la mente universal nuestro propio mundo individual, y descubrir nuestra propia naturaleza divina. Experimenten, solo eso.

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone

Agregar Comentario

Correo Electrónico no será publicado