EL CAMINO DEL MEDIO

Muchas veces en la vida tenemos que tomar decisiones para solucionar conflictos que nos afectan ya sea en el plano personal, laboral, entre otros. Esas decisiones una vez tomadas  nos llevan a efectuar cambios en nuestra vida para recuperar nuestro bienestar.
Cuando hacemos esos cambios a veces surgen en nuestro interior ideas innovadoras, oportunas, brillantes, que nos hacen sentir muy bien y nos señalan nuestro accionar para reestablecer el equilibrio físico, emocional y espiritual en nuestras vidas y con nuestro entorno (el mundo exterior, la sociedad en que vivimos).
No obstante existen situaciones que tenemos que afrontar en las que muchas veces no sabemos que decisiones tomar, y estamos ante una encrucijada. ¿Que camino tomamos?
En ese sentido deberíamos tener en cuenta todas las soluciones posibles que comprenden la situación que nos preocupa, con sus “pro” y sus “contra” y en definitiva tomar la decisión más apropiada y más justa para todos asumiendo responsabilidades y sin daños a terceros.Por lo que a buen entendedor pocas palabras, “mas vale un buen acuerdo que un mal juicio” en los litigios y mas vale tomar el camino que nos reconcilia con la vida y nos devuelve la tranquilidad de actuar bien, avanzando por el camino del medio.

1 Comentario

Agregar Comentario

Correo Electrónico no será publicado