Expresando mis emociones y sanando

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone

10491262_335375673276059_2710570456556160791_n-650x372Hay personas que tienen miedo de expresar sus auténticas emociones porque no quieren sufrir. Esa actitud es más común de lo que pensamos, como ser: no expresar afecto ni recibirlo.

Lo más probable es que no sufran pero tampoco saben que es vivir en plenitud porque no son auténticos con ellos mismos ni con los demás.
Se encuentran bloqueados emocionalmente.
La expresión autentica de las emociones permite vivir en plenitud las relaciones que tenemos con otras personas así como el desarrollo de algunos beneficios como el incremento de la salud física y mental, el aumento considerable de la autoestima y de los recursos y fortalezas que están en nuestro interior; y por sobre todo lo dicho el desarrollo de nuestras potencialidades.
Expresar las emociones negativas como el miedo, la tristeza o la ira, nos dejan libres de bloqueos emocionales para sentir alegría, placer y afecto.
Todos necesitamos expresar lo que sentimos al relacionarnos con otras personas y eso nos lleva a tener más conciencia de quienes somos así como conocer en profundidad nuestros pensamientos y sentimientos.
La misión más importante que tenemos en la vida es conocernos, aceptarnos y desarrollar todas nuestras potencialidades.
Debemos conocer nuestro propósito en la vida y reconocer si forma parte de nuestros sueños para que se produzcan las realizaciones personales.
La expresión de las emociones auténticas, nos permite ser nosotros mismos, y desde ese lugar construir un nuevo paradigma donde nuestros pensamientos y sentimientos sean genuinos y de esa manera asumir nuestras experiencias dolorosas y placenteras como formas de avanzar hacia la nueva conciencia del Ser.
No alcanza con pensar en cambiar nuestra forma de relacionarnos sino que debemos empezar a dejar atrás los miedos y ser más nosotros mismos.

Para ello tenemos que ponernos manos a la obra, es decir, dar el primer paso y actuar en los ámbitos que estamos retrógrados reconociendo nuestro poder personal para sanarnos.  Y así salvarnos y estar bien.

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone

Agregar Comentario

Correo Electrónico no será publicado