PEQUEÑOS CAMBIOS, GRANDES REALIZACIONES

OLYMPUS DIGITAL CAMERAHace un tiempo  que estoy tratando de fijar más mi atención en mi forma de hablar, es decir, en cómo comunico y expreso lo que pienso y siento al tener una conversación  fluida con las  personas en mi vida diaria.

Al principio, este ejercicio me pareció infantil, porque tenía que atender mucho a mi interlocutor  como si estuviera en la escuela y a veces repreguntar lo que no entendía, con el clásico  ¿cómo dijiste?

Muchas veces y de muchas formas me di cuenta que no siempre  estaba atenta y entendía lo que me decían las personas y eso lo pude comprobar cuando empecé a tener una escucha atenta con todos mis interlocutores a lo largo del día. Cualquiera que fuera la interacción yo trataba de estar atenta y consciente;  y para hacerlo sin olvidarme y entrar en el automático me inventé  esta creencia: “Trata de estar atenta porque las personas  tienen un mensaje para ti”. Así fue, muchas personas, muchos mensajes.Ahora bien, también me fui dando cuenta, y esto es lo más revelador, que hay palabras que tenía que dejarlas, en lo posible, como por ejemplo: “deber”.  No era tanto porque en el “debe” tenía mucho por hacer, sino porque ese verbo me ponía tensa y  me recordaba en todo momento “las  reglas del juego”, las reglas que hay que cumplir a “rajatabla” sin permiso para fluir.

Cuando hacía algo por obligación perdía toda mi libertad y creatividad porque ese  algo era impuesto de antemano por  otras personas. Entonces ahí me di cuenta que tenía que hacer pequeños cambios y en vez de “deber” ahora hablo de “poder”.

Puedo cambiar mi vida, puedo crearla de otra forma, puedo seguir adelante, todo depende de mi poder personal de realización y de creer que puedo.

3Comentario

  • Lourde Sosa 2 años atrás

    Gracias Elida por todos tus consejos a mi me han ayudado muchisimo. Gracias

    Responder
  • Bela 2 años atrás

    Gracias por compartir estas hermosas reflexiones.

    Responder
  • Barbara 2 años atrás

    todo esto me llena de paz ispiritual, y me hacerco más al creador Dios, tranquila y feliz

    Responder

Agregar Comentario

Correo Electrónico no será publicado