RUMORES

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone

meditandoEl discípulo no podía reprimir las ganas que tenía de contarle al Maestro el rumor que había oído en el mercado.
-Aguarda un minuto, dijo el Maestro.
-Lo que piensas contarnos ¿es verdad?
-No lo creo.
-¿Es útil?
-No, no lo es.
-¿Es divertido?
-No.
-Entonces ¿por qué tenemos que oirlo?

Moraleja: Es fácil hacer daño irreparable porque el rumor se esparce como el viento y no vuelve al mismo lugar.

Es difícil reparar el daño, porque no se puede borrar lo que está hecho, porque hecho está.
Piensa antes de hablar y si vas a decir algo, piensa lo que vas a decir antes de decirlo, recuerda: lo que haces a otros vuelve a ti, tarde o temprano.

Todo vuelve siempre a su creador.

fuente del cuento : antony de mello

moraleja: elida bentancor

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone

Agregar Comentario

Correo Electrónico no será publicado