SER LIBRE PARA CRECER

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone

302388_266947906671435_233964723303087_872427_874196152_nVolviendo con el tema del crecimiento personal y como desarrollar plenamente nuestras potencialidades sin miedos ni bloqueos  emocionales, me parece imprescindible  ir   cambiando  en las creencias personales los “debo” por “puedo hacerlo”, y así vamos liberándonos de los miedos y bloqueos emocionales  que nos mantienes atascados y no nos dejan ser nosotros  mismos.

Por eso la opinión que tienes de ti es la base del éxito en todo lo que te propongas hacer. Toda la creencia del éxito y la felicidad empieza por dentro, es allí donde opera una revolución interna, es en nuestra mente donde se gesta todo el proceso que te llevará directo a la concreción de  las realizaciones personales.

Para ello es imprescindible pensar bien para poder actuar bien en todo sentido y hacer buenas elecciones en nuestra vida, entonces podremos comprobar por nosotros mismos que todo comienza a mejorar, multiplicarse y a expandirse a nuestro alrededor, el programa se pone en marcha, nuestra mente está en positivo y ya no tenemos nada de qué preocuparnos porque  estamos en  sintonía con el Universo que nos provee  de todo.

Es en ese sentido que elegimos  desarrollarnos y construir las  realidades que queremos vivir para experimentar como seres libres y soberanos nuestra propia existencia.

Pero, ¿qué pasa cuando estamos programados por nuestro entorno familiar y/o social para cumplir un papel determinado al pié de la letra en el teatro de la vida?

¿Qué pasa cuando pactamos lealtad con alguien muy cercano y nos quedamos atrapados para siempre en esa vida en la que solo somos un personaje y no un ser real?   Ahí es cuando nos damos cuenta que  no tenemos libertad de elegir qué  vida queremos vivir, y  entonces vivimos la realidad de los demás o peor aún, la realidad que los demás  pactaron para nosotros.  Todo en un nivel inconsciente, por supuesto,  porque conscientes no podríamos haber estado en el momento que hipotecamos nuestra vida dejando de ser libres para crearla, quedando  apesadumbrados en una vida gris y sin motivaciones.

Solo repetimos un rol, el que  nuestros mayores eligieron para nosotros y  que valla a saber por qué misterio caímos cándidamente en esas redes.

Así vemos personas amables, inteligentes y dispuestas al éxito que dejan talentos y virtudes e una  vida propia para cuidar a sus progenitores, soportar uniones indeseadas,  trabajos indeseados, carencias económicas por doquier, a veces sólo para agradar a sus padres que no lograron sus metas,  y así innumerables formas más de esclavitud y chantajes emocionales que no permiten vida propia.

¿Cómo podemos liberarnos de esos pactos inconscientes, de esas leyes internas rígidas y autoritarias que nos cercenan,   sustentadas en sistemas de creencias muy arraigados dentro  nuestro que no nos permiten  ver más en  lo profundo?

Solo cuando podemos liberarnos de esos pactos inconscientes  con nuestros ascendientes que cercenaban nuestra libre elección de vida,  es cuando empezamos   a vivir realmente la vida creando una realidad más lúcida y es ahí cuando tenemos el control de  nuestro destino, antes estábamos con el piloto automático y no nos  dábamos cuenta de  nada.

Cuando el pacto o compromiso de postergación, auto sabotajes varios, conductas destructivas, entre otras formas,  se rompen, somos libres para vivir nuestra propia vida y darnos cuenta de que vinimos a este mundo a cumplir un propósito, una misión y que estando atrapados en esos mandatos familiares o sociales no podemos darnos cuenta.

Si no te gusta cómo eres, ni como piensas, ni lo  que te pasa; si estás triste, si piensas que eres un fracasado, un amargado, que nadie te quiere, que todo te sale mal; si piensas que no eres feliz y tantas cosas negativas más, ha llegado la hora de salir de esos mandatos que te tienen atrapado  y comenzar a crecer.

 Recuerda que creer cosas buenas te hace mejor persona. Empieza ya.

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone

1 Comentario

  • andrea 3 años atrás

    Que maravillosaa reflexiones para nuestraa vidaa q nos hacen tener una vida mejor

    Responder

Agregar Comentario

Correo Electrónico no será publicado