Si crees creas, si no crees creas

l_9ff3af6795048689cf7faa7de7ce904cCreer para crear atrae  nuevos resultados, no creer crea resultados  que son más de lo mismo que creamos  en nuestros días. Si entendemos esto estamos entendiendo el pensamiento creador.  Cuando le pones fe a lo que deseas ver manifestado en tu mundo físico, no solo estás creando algo nuevo, sino que también estás creando una nueva creencia que va a posicionarte en una nueva energía mental. Estás empoderándote de tus pensamientos sin ton ni son. Estás pensando consciente y enfocándote en lo que crees y en crear un resultado que no importa de que forma lo vas a atraer, es un resultado nuevo.

Todas las personas estamos inmersas en una mar de energía de la creación, algunas crean de forma inconsciente y otras de forma consciente porque actúan con otros sentidos que están más allá de los cinco sentidos físicos. Sienten el resultado, hasta lo pueden tocar con su mente.

Es imprescindible crear cosas que estén en armonía con todo lo que es, es decir, crear significativamente algo que nos beneficie a todos, y esto es así porque en el campo cuántico de las posibilidades solo existe benevolencia y para crear conscientemente tenemos que estar parados desde ese lugar donde no hay carencias, solo abundancia de resultados armónicos y posibles.

Las personas que crean inconscientemente viven en una energía caótica porque ejecutan pensamientos que no son de ellas, pertenecen a una masa crítica que domina una forma determinada de energía que no es propia. Esas personas están vibrando con esos pensamientos inarmónicos y no pueden crear algo propio, siguen un programa, el de la inconsciencia.

Para estar creando algo beneficioso tenemos que vibrar con la energía cósmica, la creación universal, la conciencia cósmica o como le queras nombrar a la perfección en el Universo, tenemos que ser esa conciencia universal actuando en nosotros.

Nada bueno para ti y para otras personas puedes crear desde pensamientos egoístas, dispares o caóticos, solo creas más confusión.

En un estado de calma, de introspección y de absoluta fe puedes crear cualquier resultado favorable en una situación que quieres revertir, para ello tienes que conectar con tu poder interno y eso requiere adiestrar la mente para que trabaje a tu favor. Es lo mismo que decir, estoy pensando con la conciencia universal, estoy en ese flujo de información, estoy eligiendo los resultados.

Creas desde adentro concentrando tu energía en los resultados que deseas manifestar afuera pero  sin interferir con las formas en que esos resultados se manifiestan, es decir, sin controlar o manipular externamente. El proceso se lo dejas a tu doble energético, divinidad o como le quieras nombrar al ser que en esa dimensión tiene los controles.

Concéntrate en ti, en lo que deseas cambiar, así es como todo cambia, porque estamos conectados y formamos parte de una energía que solo cambia, si nosotros cambiamos la forma de manifestarla.

Todos tus días haz algo diferente, deja de hacer siempre lo mismo y crearás cosas nuevas.  Solo empieza a hacerlo.

Agregar Comentario

Correo Electrónico no será publicado