YA LO SABÍA

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone

Creo firmemente1551560_512336818887726_1748366712_n que en el fondo de nuestros corazones sabemos lo que nos está pasando y por lo bajo secreteamos sobre ello, pero muchas veces no queremos o no podemos reconocerlo y tampoco nos escuchamos lo suficiente o más que a los demás que también son el espejo donde podemos vernos. La vida es un cúmulo de sucesos e insucesos que no es lo mismo.

Cuantas veces ante una circunstancia o momento de difícil re-solucion, le preguntamos a todo el mundo que debemos hacer al respecto, ni la mascota se salva de  nuestros interrogantes ya que no creemos en nosotros mismos y en nuestra sabiduría interna para resolver esos asuntos.

Siempre  el afuera primero, siempre el adentro después  lo que  no es lo mismo.

Entonces si no tenemos un diálogo decente con nostros mismos como podemos pretender que los demàs dialoguen de forma coherente y certera con nosotros; y sobre todo que nos den atención, es decir energía,  para resolver lo que nos pre-ocupa con soluciones del afuera, sin pensar en el motivo interno por el cual esos problemas nos siguen a todas partes.

Si no entiendes esto, no entiendes todavía  que tienes mucho que  aprender   para despertar de tu letargo de zombi emocional- mental que respira porque el aire es grátis.Que cree en la realidad que le muestran afuera.

Ahora bien, como quieres que te ayudemos a resolver la maraña de problemas si tu no te ayudas en lo màs mínimo. Es más le sacas el cuerpo a todo.

No hay forma de intervenir la mente de una persona, es lo único que los economistas por ahora no pueden hacer, tampoco el gobierno, ni los síndicos.

No te parece que es hora de parar la omisión contigo mismo y empezar a hacer bien las cosas o pensar  como hacerlas bien,  que eso ya es todo un logro.

Empieza por ti, haz una rutina diaria de limpieza en tus pensamientos, sentimientos, en tu casa, vida, trabajo, gente, etc. Vacíate de todo lo que ya no necesitas y en su lugar imagina una realidad diferente, más luminosa, llena de realizaciones personales y sueños por cumplir, rebozante de optimismo, de proyectos, alegría y cosas nuevas o re-novadas.

Tómate un tiempo para pensar que es lo que realmente quieres para ti y te aseguro que no volverás a ser la misma persona, porque “serás conciente de quien no eres” y eso ya es un paso muy grande para cambiar lo que no te gusta ahora en el mundo y sobre todo en ti.

Empieza ya, empieza ahora. Re-nuévate

 

 

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone

4Comentario

  • silvia 3 años atrás

    Me gustaron los mensajes optimistas de Elida. Cuanta verdad y caricias hay en sus palabras no la conocia creo que ya no voy a poder olvidar su nombre .Gracias !!

    Responder
  • Rosa Maria Hernández Patiño 3 años atrás

    Me encanta esta página!!; gracias por llenar la de luz y sabiduría.

    Responder
  • maria del carmen becerril palma 3 años atrás

    es verdad aveces no hace falta una limpieza del alma y del corazón,
    gracias elida bentancor por llenarnos de luz.

    Responder

Agregar Comentario

Correo Electrónico no será publicado